Gestionar los ingresos y los pagos cuando trabajas con varias salas de juego o casas de apuestas puede ser engorroso si no te organizas. Los monederos electrónicos son la solución y te permite de mover el dinero por internet de forma inmediata y segura. Conócelos en el siguiente artículo.

Los monederos electrónicos son una de las formas de pago en internet más seguras que existen. Las empresas en las que depositamos nuestro dinero nos permiten hacer desde internet transferencias seguras y con menos riesgo, si cabe, que introduciendo nuestro número de tarjeta de crédito. Otras operaciones interesantes son las transferir dinero a nuestro banco, a nuestra tarjeta de crédito o a un amigo.

Son recomendables en cuanto tengamos pensado tener dinero en más de una casa de apuestas online ya que permiten centralizar los cobros y los pagos. Si tenemos claro que éste va a ser nuestro caso, lo mejor es crear una cuenta en uno de estos monederos electrónicos con una cantidad suficiente para cubrir unas apuestas mínimas en cada una de las casas y hacer transferencias entre ellas.

Otro beneficio interesante de estos monederos electrónicos es que podemos hacer compras en tiendas online pagando directamente con los fondos de la cuenta.

Los dos principales monederos electrónicos que os recomendamos son:

Neteller

NETELLER

En los primeros tiempos del juego online era la única forma de pago, con comisiones altas y una extraña obligación de cambio de moneda a dólares canadienses que devaluaba en un 10% el valor cada vez que sacábamos dinero a nuestro banco. Un gran punto a favor de Neteller es que podrás tener una tarjeta de crédito MasterCard asociada a tu cuenta que nos permite comprar en cualquier tienda del mundo que acepte este tipo de tarjetas. Por lo general, las comisiones de depósito en salas de apuestas y juego es del 0%, y si hay algún coste la sala de apuestas avisa del cargo.

MoneyBookers

MoneyBookers

La más recomendable a nuestro modo de ver, con comisiones muy bajas por transferencias a cuenta bancaria o a otra cuenta de MoneyBookers. Cada vez es más aceptada por las salas de apuestas y juego, y hoy por hoy podemos asegurar que llega prácticamente al 100% de ellas.

En el caso de que quieras empezar a apostar o a jugar online y no quieras darte de alta en las webs de estos monederos electrónicos tienes la opción de usar tarjetas prepago, también aceptadas por las salas de juego y las casas de apuestas.

Si vas a empezar tu andadura en el mundo de las apuestas online te recomendamos crearte una cuenta en alguno de estos monederos electrónicos o usar tarjetas prepago, y consultar nuestra serie de artículos Mi primera apuesta, en la que aprenderás, practicarás y elegirás la casa de apuestas que más te convenga para empezar.