Muchas son las emociones que nos produce el ver una buena película de cine. Al igual que son muchas las emociones las que nos provoca el sacar el póquer de ases o un blacjack en un momento determinado de la noche, ese en el que empiezas a perder hasta la camisa. Si combinamos ambos sentimientos obtendremos un resultado extraordinario


Históricamente ha existido una conexión especial entre el mundo del cine y el mundo del juego, o más bien, en la forma en que el cine ha utilizado el juego para plasmar historias. Se mezclan dos mundos que, bien exprimidos, nos ofrecen un jugo muy atractivo, y que a los cinéfilos de pro y a los amantes del riesgo en el Casino, no se les puede pasar por alto. A ello ha contribuido el que los "grandes" del cine se han prestado para aquellos papeles dramáticos de jugadores, en la mayoría de las ocasiones perdedores, que les han reportado fama, prestigio, y en alguna que otra ocasión, un merecido Oscar. Quién no recuerda a Paul Newman en el Color del Dinero o a Joe Mantegna en Casa de Juegos.

Hoy día el mundo del juego se está generalizando, abarcando muchos ámbitos, más allá de la mesa de ruleta en el Casino de Torrequebrada. Gracias a Internet se nos ha mostrado todo un mundo en el que saciar nuestros instintos de jugador, ya sea con apuestas deportivas de todo tipo, con casinos on line, que ofrecen las mismas prestaciones que un casino real y como no, con el Poker como auténtica estrella de los juegos de cartas. Son numerosas las casas de apuestas que ofrecen toda esta multidisciplina de juegos con un solo click de ratón. Y la realidad exterior no es ajena a dicho fenómeno. Cada vez vemos la publicidad de más casas de apuestas (numerosos equipos de fútbol la llevan en sus camisetas, como Real Madrid, Espanyol, Sevilla...) o bien es la propia televisión la que se hace eco del fenómeno, con programas al estilo de PokerStar en Telecinco. Nosotros nos hemos fijado en esta ocasión en la relación entre el mundo y el cine, por lo que pasamos a analizar a continuación una serie de películas que no deben faltar en la filmoteca de todo buen cinéfilo.

Leaving las Vegas

Hasta el momento, la película que más éxito crítico ha obtenido el director, guionista y compositor Mike Figgis. Basada en la novela de John O' Brien la película narra la historia de un guionista de Hollywood que es despedido de su trabajo y se traslada a Las Vegas, donde pretende jugar y beber hasta morir. Allí conoce a Sera, una prostituta de la que se enamora y que parece trastocar su idea inicial de suicidio etílico. La novela de O'Brien, totalmente autobiográfica, surgió en uno de los pocos momentos de sobriedad de su autor, quien se suicidó pocos meses antes de que la película fuera estrenada. Gran parte del mérito de la película la tiene su pareja protagonista: Nicolas Cage, ganador del Globo de Oro y del Óscar por este papel, realizauna composición totalmente convincente de su personaje, siempre al límite de la racionalidad.

California Split

Dirigida por Robert Altman, narra la historia de Bill Denny (George Segal) es un escritor que se toma el juego muy seriamente. Charlie Waters (Elliott Gould) es un personaje despreocupado que antepone el juego a todo lo demás. Ganen o pierdan (y suelen perder), Denny y Waters reaccionan de manera diferente. Cuando ambos llegan a conocerse en un garito de Los Ángeles, sus contrastadas personalidades encajan a la perfección y, de común acuerdo, se constituyen en equipo dispuestos a ir a por todas...)

Casa de juegos

Gran película dirigida por David Mamet. En el transcurso de un tratamiento psiquiátrico, Mike, el paciente, consigue poco a poco manejar la voluntad de su médico, la famosa psiquiatra Margaret Ford, para utilizarla sin que él lo sepa en sus planes criminales. Para ello se vale de su facilidad para el póker.

El hombre del brazo de oro

Todo un clásico de de Otto Preminger. Tras desintoxicarse en un hospital, el batería de jazz Frankie Machine regresa a Chicago, donde le espera su esposa Zosh, que ha sufrido un accidente de automóvil.Perdido y confuso, comienza a jugar al póquer en lóbregos tugurios y allí conoce a una hermosa bailarina que intentará encauzar su vida.

El destino también juega

Dirigida por Fielder Cook. De camino a una pequeña granja de Tejas, Meredith (Henry Fonda), Mary (Joanne Woodward), y su hijo de 10 años, se quedan a descansar en un hotel de una ciudad llamada Laredo. Jugadores de todo el mundo, incluyendo el multimillonario Henry Drummond (JasonRobards, Jr.), se reúnen en el hotel para participar en la más importante partida de pócker del Oeste. Meredith, aficionado al juego, acaba en una mesa, jugándose la poca fortuna familiar que poseen. De repente, sufre un ataque cardiaco y Mary se ve obligada a terminar la mano con el resto de los hombres... ¡Están en juego 20.000 dólares!).

The Cooler

Wayne Kramer nos cuenta la historia de Bernie Lootz, el tipo más desgraciado de Las Vegas. Todo lo que toca se estropea, incluyendo su matrimonio y la relación con su hijo. Tiempo atrás, Bernie fue un jugador con deudas por toda la ciudad, incluyendo una muy considerable en el Shangri-la, el casino de Shelly Kaplow. Cuando no pudo pagar, Shelly le salvó la vida, saldando sus cuentas pendientes, pero también le incapacitó, destrozando su rodilla. Después le obligó a trabajar para él en el Shangri-la, de manera que pudiera pagarle la deuda al cabo de muchos años. Shelly se dio cuenta de que la mala suerte de Bernie era contagiosa, y lo convirtió en el «gafe oficial» del casino: su sola presencia junto a una mesa en la que alguien esté ganando basta para acabar con la buena racha. A Bernie le faltan unos pocos días para quedar en paz con Shelly cuando conoce a Natalie, la nueva camarera del Shangri-la).

Enlaces de interés

Te mostramos a continuación algunas direcciones interesantes en las que podrás buscar emociones fuertes en el mundo del juego y leer sobre sobre todo tipo de películas.