Para que tu inicio en el mundo de las apuestas deportivas sea sin sobresaltos, hemos organizado un conjunto de artículos en etapas.  Siguiéndolas y leyendo los artículos que te interesen de cada una de ellas, conseguirás empezar a apostar con una base suficiente como para disfrutar y mejorar tus beneficios.

Éstas son las fases:

  1. Aprende. Te explicamos los secretos de las apuestas on line
  2. Practica. Te ofrecemos dos posibilidades para practicar y apostar sin riesgo y sin perder dinero
  3. Juega. Te contamos todo lo que necesitas para empezar a jugar

Y comenzamos. Suerte y a disfrutar apostando.

Mi primera apuesta (1 de 8)

Hagamos nuestra primera apuesta. Te gusta el fútbol y en la próxima final de la Eurocopa crees que se marcarán muchos goles, más de 3, por ejemplo. Esto no es algo habitual en las finales de competiciones exigentes, así que la casa de apuestas pagará mejor tu acierto que si apostases a que se marcarán menos de 3 goles. El caso es similar al de las quinielas en las que hay muchas sorpresas, donde los boletos premiados suelen obtener mejores premios que las jornadas en las que los resultados son los previsibles.

Antes de la final, decides ingresar 25 euros en una casa de apuestas y jugarte 5 euros a la apuesta comentada. Desde el momento en que hayas realizado tu apuesta y hasta que la casa de apuestas refleje el resultado del partido, en tu cuenta aparecerá un saldo de 20 euros. Si al finalizar el encuentro has acertado, recuperarías los 5 euros más las ganancias obtenidas con tu apuesta.

Las ganancias dependen de lo que se denomina la cuota de la apuesta, que es una forma de expresar numéricamente el riesgo asociado al pronóstico. Las cuotas pueden expresarse de diferentes formas (todos hemos oído eso de que cierto caballo se pagaba 12 a 1 en el Grand National) pero en la mayoría de los países europeos se utilizan las cuotas decimales, que es el número por el que habrá que multiplicar la cantidad apostada para saber el resultado final de la apuesta.

Siguiendo con el ejemplo anterior de la final de la Eurocopa, si tu apuesta de 5 euros tenía asociada una cuota de 1,85 y aciertas, tus 5 euros se convertirían en 9,25 y en tu cuenta aparecería un saldo de 29,25. No está mal, ¿verdad?. ¿Y si pierdes la apuesta? Pues los 5 euros se los queda la casa de apuestas y el saldo de tu cuenta sería de 20.

En el artículo sobre formas de pago habituales en el juego online conocerás los métodos de pago que más te interesan, las que son más seguras, más confidenciales, etc., para hacer tu primera apuesta.
 

Artículos de la serie 'Aprende, Practica y Juega en real'

Estás en la primera etapa (Aprende). Otros artículos de esta etapa:

Pasa a la segunda etapa: Practica.
Pasa a la última etapa: Juega.