Aprende, practica y juega en real (2 de 8)

Estás leyendo el segundo de los ocho artículos de la serie de artículos 'Aprende, practica y juega en real', pensado para iniciarte en el mundo de las apuestas deportivas.

La cuota y sus secretos

Una cuota de una apuesta refleja dos aspectos fundamentales: el posible beneficios que puede obtener el apostante y la probabilidad de acierto. Una cuota alta indica pocas probabilidades de ganar y alta rentabilidad, mientras que una cuota baja indica muchas posibilidades de ganar y baja rentabilidad.

Las cuotas se pueden expresar de tres formas diferentes:

  • cuota europea o decimal: es una cuota en forma de número decimal, por ejemplo 1,20 o 2,00 que indica el número por el que habrá que multiplicar la cantidad invertida para conocer las ganancias
  • cuota inglesa o fraccionaria: es una cuota en forma de fracción, por ejemplo 1/2 o 2/1 (leído uno a dos o dos a uno). Una cuota 1/2 significa que por cada 2 unidades (dólares, libras, euros, etc.) que apuestes ganaras 1 unidad, mientras que una cuota 2/1 significa que por cada 1 unidad que apuestes ganaras 2 unidades.
  • cuota americana: es una cuota que puede expresarse en forma de número positivo o negativo, por ejemplo -200 ó 200. Las cuotas negativas indican cuánto hay que apostar para conseguir un beneficio de 100 y las cuotas positivas indican el beneficio correspondiente a una apuesta de 100.

Por si te interesa, la fórmula de cálculo de la cuota europea o decimal es Cuota = 1/Probabilidad, es decir, cuanto menor es la cuota, mayor es la probabilidad de acertar el pronóstico.

Todos nuestros ejemplos, recomendaciones, etc. utilizan la cuota europea o decimal.

Cuota y riesgo

El riesgo asociado a un pronóstico según su cuota es difícil de calcular, pero nuestra experiencia nos dice lo siguiente:

  • cuotas entre 1,01 y 1,25: riesgo bajo
  • cuotas entre 1,26 y 1,55: riesgo medio-bajo
  • cuotas entre 1,56 y 2,00: riesgo medio-alto
  • cuotas entre 2,01 y 3,00: riesgo alto
  • cuotas superiores a 3,01: riesgo muy alto

Las cuotas que ponen las casas de apuestas no siempre reflejan el riesgo o la oportunidad real, ya que muchas veces rebajan sus rentabilidades para atraer a los apostantes, y otras, simplemente, desconocen cómo calcular la probabilidad y la estiman en base a datos históricos.

Parte del secreto del éxito es que las casas de apuestas se equivocan a veces, y en la medida en que tú seas capaz de encontrar cuotas que están infladas innecesariamente o que sean demasiado bajas sin razón, podrás aprovecharte de ello. Antes de apostar calcula tú la probabilidad y la cuota de tu futura apuesta y compara con la que ofrecen las casas de apuestas.

Te aconsejamos que revises nuestro decálogo del apostante donde te ofrecemos algunos consejos interesantes sobre las cuotas y el riesgo asumido con ellas y para cuando hayas comenzado a apostar, también te interesará leer un artículo en el comentamos un experimento realizado durante toda una temporada deportiva y que demuestra que para ganar con las apuestas deportivas hay que evitar las cuotas bajas.
 

Artículos de la serie 'Aprende, Practica y Juega en real'

Para que tu inicio en el mundo de las apuestas deportivas sea sin sobresaltos, hemos organizado un conjunto de artículos en etapas. Siguiéndolas y leyendo los artículos que te interesen de cada una de ellas, conseguirás empezar a apostar con una base suficiente como para mejorar tus beneficios en este inicio. Suerte.

Estás en la primera etapa (Aprende). Otros artículos de esta etapa:

Pasa a la segunda etapa: Practica.
Pasa a la última etapa: Juega.